Servicios para Fincas

Te orientamos, protegemos, aconsejamos y acompañamos en la jungla inmobiliaria.

¿Comprar vivienda?, las 5 claves del éxito

¿Comprar vivienda?, las 5 claves del éxito

 

 Las 5 claves para buscar casa

Cuando decidimos comprar una vivienda, hemos de tener en cuenta toda una serie de factores que a la larga serán determinantes, para que nos sintamos a gusto en el sitio en el que hemos decidido vivir y no acabemos lamentando la decisión que hemos tomado.

No se trata sólo de que el piso nos guste y que económicamente esté a nuestro alcance, además, tenemos que tener en cuenta otros detalles. Por eso, es fundamental que te tomes tu tiempo, antes y durante el proceso, y que en ningún caso te dejes llevar por un impulso.

Antes de iniciar la búsqueda, ten muy claro qué quieres, dónde, cómo y en qué condiciones. Y antes de tomar una decisión, revisa el piso que quieres comprar a conciencia, recaba toda la información posible, haz todos los números necesarios para estar seguro de que efectivamente se adapta a tu disponibilidad económica y no te cortes a la hora de preguntar.

Se trata de elegir el lugar en el que vas a vivir. Se merece que te tomes tu tiempo y que cuando firmes el contrato de compra venta no haya lugar para la duda. Por eso, te recomendamos que tengas en cuenta los siguientes consejos, que estamos convencidos te ayudarán a la hora de tomar una buena decisión de compra:

1. Fija un presupuesto máximo orientativo.

A la hora de fijar ese presupuesto, ten siempre en cuenta que la cantidad de dinero que debes destinar al pago de tu hipoteca no debe superar el 40% de tus ingresos netos mensuales.

Además, no olvides incluir a la hora de realizar ese cálculo, los gastos iniciales de la compra (impuestos y tasas, gastos de notaría…), que suponen entre un 10% y un 12% de su precio. En un post anterior te los detallamos. Si te interesa, aquí puedes encontrarlo.

2. Dónde quieres vivir

Ten claro dónde quieres vivir y las ventajas que puede tener una zona sobre otra. La situación de la vivienda influye en su precio, especialmente en ciudades de tamaño medio y grande, pero también en las comodidades y servicios que vas a tener al alcance de tu mano.
Así que puedes ser importante que tengas en cuenta a la hora de buscar tu casa:

  1. La distancia a tu puesto de trabajo, los accesos y medios de transporte de que dispones para llegar al mismo.
  2. Los comercios que hay en la zona. Si eliges una casa en una zona en la que no hay tiendas de primera necesidad cerca, es posible que tengas que coger el coche o cualquier otro medio de transporte para realizar cualquier actividad cotidiana y que al final esto resulte un problema para ti. Tenlo en cuenta.
  3. Los servicios públicos de que dispone el área elegida (colegios, centros de salud, instalaciones deportivas, parques etc).
  4. Aparcamiento en la zona.

3. Cómo buscar

Están los métodos de siempre: patearte la zona elegida, mirar los anuncios por palabras en la prensa de información general, la prensa especializada en el sector o los suplementos que publican los diarios.

Ahora, además, cuentas con internet, donde encontrarás gran cantidad de portales especializados y las páginas web de muchas agencias inmobiliarias.

Pero quizá la forma más cómoda y eficaz es acudir directamente a una agencia especializada con una buena presencia en la zona. Si eliges una buena agencia inmobiliaria, podrás ahorrar tiempo y evitarte un buen número de molestias, ya que ellos tendrán en cuenta tus preferencias y necesidades, evitando visitas a pisos que no se adaptan a tus necesidades, y te ayudarán a recabar toda la información y documentación necesaria.

Lo que muchos compradores no saben es que en algunas inmobiliarias (como servicosfincas.com) no cobran comisión al comprador por lo que acudir a ellas no supone coste adicional. Como hemos comentado antes no des por supuesto nada y pregunta sin miedo las condiciones de la intermediación.

4. Características y estado de la vivienda

Cuando por fin encuentres lo que buscas, evita tomar la decisión definitiva antes de realizar de-terminadas comprobaciones. Tómate tu tiempo, haz un repaso mental y piensa si has tenido en cuenta todos los detalles.
Haz una segunda visita, una tercera si es necesario. No temas ser pesado. Es preferible parecerlo a lamentar no haberlo hecho cuando ya no tiene remedio. Y revisa atentamente cada uno de estos aspectos:

  1. Espacio y distribución de la casa: Comprueba cómo son las distintas, qué tipo de venti-lación tiene y en qué estado se encuentran, haciendo especial hincapié en baños y cocina. Fíjate si hay armarios empotrados y cómo son. Asegúrate, en definitiva, de que realmente cumple con los requisitos mínimos indispensables para que te resulte un lugar agradable en el que vivir. A veces nos “enamoramos” de una vivienda a primera vista por el aspecto que tiene y luego descubrimos que en realidad no era lo que realmente queríamos. Evita que a ti te suceda algo parecido.
  2. Orientación, disposición de las ventanas y luminosidad: Una vivienda bien orientada y con una ventilación adecuada resulta mucho más agradable y además te permitirá ahorrar energía.
  3. Estado de conservación. No te fíes sólo de aquello que ves a primera vista. Infórmate sobre qué tipo de instalaciones tiene y su estado, tiempo que llevan en funcionamiento, si cumplen la normativa, cómo son los sistemas de calefacción y refrigeración, si los tiene y qué tipo de energía utilizan.
  4. Gastos de comunidad: infórmate sobre lo que se paga de comunidad.

5. Comprueba que el propietario está al corriente de todos los pagos, y revisa toda la documentación sobre la vivienda.

  1. Datos de inscripción de la vivienda en el registro de la propiedad
  2. Estado de cargas de la vivienda: se solicita en el registro de la propiedad, y nos permite comprobar si la vivienda está libre de cargas, si tiene hipoteca, embargo o cualquier otra limitación.
  3. Recuerda que si la vivienda está gravada con una hipoteca en la cual no quiere su-brogarse o con cualquier otra carga, el vendedor debe cancelarla económica y re-gistralmente antes de la firma.
  4. Ponte en contacto con la comunidad de propietarios o con el administrador de la finca para saber si el propietario está al corriendo de las cuotas de la comunidad de propietarios. Además, es aconsejable que te informes sobre si está previsto realizar algún tipo de obra de reforma o rehabilitación que pueda implicar una de-rrama en la cuota de la comunidad de vecinos, si la vivienda está pendiente de pa-sar la Inspección Técnica de Viviendas (ITE) etc
  5. Pagos en suministros: asegúrate de que el vendedor está al día del pago de su-ministros como la luz, el agua, el gas, etc.
  6. Comprueba, en el caso que en la vivienda se haya realizado algún tipo de obra de reforma, que ésta se haya realizado con licencia y cumpliendo con la normativa vi-gente, ya que una vez que hayas adquirido la vivienda, tú serás el responsable de atender acualquier reclamación.

Antonia M Andreu

Síguenos en Google+

Localización (Mapas)

Avenida de la Vega, 15, 03300 Orihuela, Alicante, España
×
Stay Informed

When you subscribe to the blog, we will send you an e-mail when there are new updates on the site so you wouldn't miss them.

Seguros de alquiler de vivienda
Las 2 alternativas y 5 claves para vender tu vivie...

Artículos relacionados

 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Sé el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Jueves, 06 Octubre 2022

Imagen Captcha